Parece que cada vez más personas se abren a la idea de contratar a una escort. No es realmente sorprendente, teniendo en cuenta el hecho de que, a pesar de que estamos más conectados que nunca, la gente realmente se siente más sola. Con tantas cosas sucediendo en todo momento, no es de extrañar que haya una importante falta de intimidad.

Así que si está interesado en buscar este tipo de compañía, la guía de Escorts en Madrid es para usted. Ya sea que busques escorts negras de Londres o algo totalmente distinto, aquí tienes cinco consejos que te serán útiles antes de iniciar tu aventura con las escorts.

Las escorts no son prostitutas

Hay un mundo de diferencia entre contratar a una prostituta y contratar a una escort. Aunque en última instancia son lo mismo (es decir, género), sirven para propósitos muy diferentes. La prostitución es para la satisfacción de deseos mínimos y está asociada con estigmas sociales específicos.

Los compañeros, por otro lado, están más enfocados en la empresa. Si quieres pasar una buena noche con una persona decente, es el lugar indicado. Es por eso que la mayoría de las escorts son cuidadosamente seleccionadas: son muy atractivas, generalmente bien educadas, con un título universitario, por lo que pueden ser buenas compañeras de conversación para ti. De hecho, no es raro que las personas se reúnan solo para hablar y conectarse, ¡y ni siquiera terminan teniendo sexo!

Por supuesto, esto conduce a opciones más estrictas para los clientes y códigos de vestimenta más estrictos. Un resultado extraño es la jerga de escort, a la que llegaremos más adelante, pero es importante recordar que probablemente no estarás hablando directamente sobre sexo con una escort. Tienes que ser un poco tímido al respecto y hacer un poco de esfuerzo en forma de coqueteo, ya sabes, como lo haces en una cita normal.

Las escorts funcionan de manera diferente en cada país.


Aunque los proveedores no son prostitutas, todavía se clasifican como trabajadores sexuales, y las regulaciones del trabajo sexual varían de un país a otro. Por ejemplo, en Canadá y la mayoría de los países europeos no hay problema en contratar escorts porque allí la prostitución es legal, pero en los países asiáticos hay que tener más cuidado. Siempre asegúrese de saber exactamente lo que está ingresando y comprender las leyes y costumbres del país donde planea contratar una escort.

Investiga antes de contratar


Por supuesto, dado que todavía estamos hablando de trabajo sexual, hay muchas posibilidades de que te estafen. Es importante que uses la cabeza y prestes atención a los detalles al mirar las escorts disponibles para ti. Tenga cuidado con las señales de alerta obvias, como tomas de estudio o múltiples cuentas en diferentes áreas. Revisa las reseñas y asegúrate de que todo sea legítimo antes de arriesgarte.

amazon prime

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.